Las mejores calas para visitar en Menorca

Menorca, dentro del archipiélago de las Islas Baleares de España, es uno de los destinos más demandados por miles de turistas que buscan naturaleza y mar. La isla se distingue por sus paisajes vírgenes, y sus impresionantes playas y calas de aguas cristalinas. Para aquellos que desean una dosis de aventura en su experiencia, el alquiler de barcos en Menorca es una posibilidad muy elegida por los visitantes para recorrer la isla con total flexibilidad y comodidad.

En este artículo, exploraremos algunas de las mejores calas que Menorca tiene para ofrecer, para que puedas planificar tu escapada perfecta.

Cala Macarelleta

Playa

La Cala Macarelleta está situada en la costa sur de Menorca. Destaca por sus aguas cristalinas y arena fina. Rodeada de acantilados y vegetación, la playa ofrece un acceso a través de caminos que serpentean entre la naturaleza. Sus aguas turquesas son ideales para nadar y bucear, mientras que los acantilados circundantes proporcionan vistas panorámicas impresionantes. A pesar de ser popular, Cala Macarelleta ha logrado preservar su encanto natural, manteniendo un equilibrio entre servicios básicos y la conservación del entorno, lo que la convierte en una joya en Menorca.

Cala Pregonda

Cala Pregonda, situada en la costa norte de Menorca, destaca por su singular belleza con arena dorada y aguas cristalinas, rodeada de formaciones rocosas rojizas. La playa ofrece un paisaje pintoresco con pequeñas islas y afloramientos marinos. Aunque accesible a través de un sendero, conserva un encanto auténtico y es menos concurrida que algunas playas populares de la isla. La ausencia de instalaciones turísticas desarrolladas proporciona a los visitantes un entorno natural y tranquilo, convirtiendo a Cala Pregonda en un destino atractivo para quienes buscan disfrutar de la serenidad.

Cala Escorxada

Cala Escorxada, ubicada en la costa sur de Menorca, es una playa virgen que destaca por su belleza natural y la sensación de aislamiento que ofrece a los visitantes. Accesible a pie o en barco, la playa se encuentra en un entorno boscoso, ofreciendo una caminata atractiva hacia la arena blanca y las aguas cristalinas. Carece de instalaciones turísticas, lo que la convierte en un refugio ideal para aquellos que buscan escapar del bullicio y disfrutar de la serenidad del entorno. La suave pendiente del fondo marino la hace perfecta para nadar y bucear, proporcionando una experiencia auténtica y relajada en la hermosa isla de Menorca.

Cala Turqueta

Cala Turqueta, ubicada en la costa sur de Menorca, es una playa idílica conocida por sus aguas cristalinas de tonos turquesa, su suave arena blanca y sus colinas arboladas circundantes. El acceso a esta playa se realiza a través de un corto paseo entre la naturaleza. A pesar de su popularidad, Cala Turqueta ha logrado preservar su encanto natural y serenidad, ofreciendo un refugio tranquilo para nadar y relajarse. Con servicios mínimos que no comprometen su autenticidad, la playa continúa siendo una joya en la costa de Menorca.

Cala Mitjana

Cala Mitjana, ubicada en la costa sur de Menorca, reconocida por su arena fina y dorada, aguas cristalinas y entorno natural preservado. El acceso se realiza a pie a través de un sendero entre la vegetación. Aunque posee algunas instalaciones turísticas, mantiene su autenticidad y serenidad.

Cala Binidali

La Cala Binidali, ubicada cerca de la urbanización del mismo nombre, es una diminuta y poco concurrida cala. Su reducido tamaño brinda una atmósfera tranquila y relajada, permitiendo a los visitantes disfrutar de la poca arena que ofrece para descansar. A pesar de ser no muy extensa, la playa destaca por sus aguas turquesa características del sur y su arena blanca.

Cala Alcaufar

Cala Alcaufar, situada en la costa sureste de Menorca, es una encantadora playa de tamaño moderado, con un ambiente tranquilo y familiar. Con su suave arena dorada y aguas cristalinas poco profundas, la bahía es ideal para nadar y disfrutar del sol. Rodeada de colinas cubiertas de pinos, ofrece un paisaje pintoresco y resguardado. Con servicios básicos disponibles, brinda a los visitantes la oportunidad de disfrutar de una experiencia playera cómoda y relajada, lejos de las multitudes, en un rincón más sereno de la isla.

Descubrir las calas de Menorca es una experiencia que va más allá de lo convencional. Al optar por la travesía en barco, no solo obtienes la libertad de explorar estos tesoros naturales a tu propio ritmo, sino que también te sumerges en la verdadera esencia de la isla. Alejándote de las rutas turísticas convencionales, embarca en esta aventura única y descubre la belleza secreta que Menorca tiene reservada para aquellos que buscan lo extraordinario.