Guía para comprar un saxofón

Uno de los instrumentos que más llaman la atención es el saxofón. Si quieres aprender a tocarlo, ya sea por gusto personal o porque formarás partes de una banda, es importante que elijas el correcto. Podrás comprar saxofones baratos en Music Sales.

Hay varios puntos que debes tener en cuenta, si quieres comprar el saxofón indicado para tu comienzo como principiante.

¿Cómo comprar un saxofón? Descubre esta guía

Ante la amplia variedad de saxofones que hay en el mercado, resulta complicado saber cuál es el más indicado para ti. Si eres principiante, el problema se complica aún más al no conocer los puntos más relevantes que debes tener en cuenta.

Cuando consideres comprar un saxofón, los siguientes puntos son los que debes tener presentes para que puedas adquirir el más indicado.

Ergonomía

Como vas a iniciar con el saxofón, es necesario que reduzcas los hándicaps lo más posible, de esta manera puedes elegir un correcto instrumento y evitar la desmotivación durante el aprendizaje.

La ergonomía es un punto esencial en la elección del instrumento, dado que puede facilitar el toque del saxofón al tener una posición de llaves y teclas más cómoda, o ser un problema que hasta cause lesiones articulares.

En la ergonomía debes considerar también el uso de un buen arnés y el peso adecuado para el instrumento, de lo contrario sometes a cargas musculares al cuello y los brazos.

Accesorios

El saxofón cuenta con múltiples accesorios esenciales, como el estuche de transporte, la correa de sujeción en el cuello, la boquilla, o los trapos para secar el interior. El estuche lo encuentras en distintos formatos, como bandolera, maleta o mochila, mientras que la sujeción puede ser de arnés o de forma tradicional con la correa.

Sin embargo, entre los accesorios el más importante es la boquilla, ya que la combinación de caña-boquilla es lo que produce el sonido en el instrumento. Por lo tanto, la boquilla tiene que ser de primera calidad, de esta manera no importará si tienes un saxofón económico o barato, el sonido se escuchará perfecto.

Cuando compres el saxofón, incluirá una boquilla básica, la cual debes actualizar de forma oportuna para adquirir una de mayor calidad.

Tipo de saxofón

Existen al menos nueve miembros que forman parte de la familia del saxofón. Sin embargo, los más conocidos y usados son el soprano, el alto, el tenor y el barítono.

El saxofón soprano tiene un timbre diferente al resto de la familia, con un sonido más rudo y bronco. Además, su diseño lo hace sencillo de transportar y sujetar por su tamaño compacto, lo cual es perfecto para iniciar a estudiar el instrumento si eres de estatura pequeña.

Por su parte, el alto o contralto, es el saxofón más conocido y con el cual comienzan todos. Es más sencillo de afinar y de sacarle un sonido más agradable, también permite un mayor dominio en el registro agudo.

El saxofón tenor también es adecuado para comenzar con el instrumento, siempre que puedas soportar el peso y la distancia entre las teclas sea la correcta para tus dedos. El instrumento es sencillo de tocar y no requieres de mucho aire para hacerlo sonar.

El siguiente es el barítono, un saxo usado principalmente en las sinfónicas y en el jazz. La intensidad de su sonido es alta y su estructura es grande. No es el más recomendado para iniciar por su tamaño, la cantidad de aire que necesita para sonar, y el sonido particular que hace.

Resonadores

Los resonadores los encuentras en plástico y metálicos. Los primeros crean un sonido más profundo y oscuro, en comparación con el metal, pero la diferencia es apenas perceptible.

Si encuentras un modelo con un resonador de plástico, lo puedes usar con total tranquilidad mientras aprendes a tocar el instrumento. Aunque cuando tengas oportunidad comprar un resonador metálico.

Color del saxofón

Por lo general, el saxofón tiene que ser de color latón, dado que es el estilo predominante desde los comienzos del instrumento en el jazz. Sin embargo, hoy encuentras una mayor variedad en colores, lo que permite elegir según tus preferencias.

El color lo puedes elegir como quieras, lo importante es que el saxofón esté fabricado en un material inoxidable para que su vida útil sea más prolongada.

La importancia del mantenimiento

Una vez hayas comprado el saxofón, el mantenimiento tiene una gran importancia para alargar su vida útil, y es que necesita mantenimiento cada 18 meses, con ajustes y reparaciones en su mecánica, aunque no se caiga o sufra de ningún golpe durante el tiempo de uso.

Al tener una mecánica compleja, tienes que llevarlo a un taller especializado que disponga de los instrumentos y de expertos que lo revisen de forma segura y eficiente. Si no lo reparas con regularidad, sufrirá de fallos en su funcionamiento con el paso del tiempo, tendrás que soplar con mayor fuerza y la calidad del sonido disminuirá.

Con el tiempo puedes acostumbrarte a estos fallos, generando más hábitos a la hora de tocar el instrumento. Evita los instrumentos muy económicos, dado que no son ajustables, impidiendo que se corrijan estas imperfecciones.