Mejores telas para ropa infantil

La piel de los bebés es muy delicada y sensible, siendo hasta diez veces más fina que la de los adultos, lo que la hace muy vulnerable a irritaciones e inflamaciones.

Es por esto que vestir a los bebés con telas adecuadas es una preocupación importante para los padres.

Descubre cuáles son las mejores telas para ropa infantil

Si quieres cuidar de la mejor manera a tu bebé, debes conocer las telas más recomendadas para la ropa infantil.

Algodón

El algodón es uno de los tejidos más populares en el mercado debido a su calidad, comodidad, resistencia y asequibilidad. Es ideal para la ropa de uso diario e interior, ya que es suave y transpirable.

Además, el algodón es hipoalergénico, lo que lo convierte en la elección ideal para la ropa de bebés o recién nacidos.

Durante esta etapa, la piel de los bebés es muy delicada y necesita un cuidado especial. Por lo tanto, el algodón es altamente recomendado debido a su suavidad y a que no causa irritación en la piel del bebé.

Dralón

El dralón es una de las mejores telas sintéticas acrílicas del mercado, conocida por su alta calidad, casi comparable con la del algodón natural. Una de las ventajas más notables de las telas sintéticas es su resistencia, una característica donde el dralón destaca.

Además, a diferencia de otras telas sintéticas, el dralón es hipoalergénico, por lo que es seguro para usar en la ropa de bebés. Su suavidad y resistencia lo hacen ideal para los pequeños que están empezando a caminar y necesitan ropa cómoda y duradera.

Franela

La franela es un tejido que se compone de una mezcla de algodón y lana, aunque también se puede encontrar en versiones sintéticas. Uno de sus aspectos más destacados son los patrones que se imprimen en ella, lo que la hace una opción versátil para vestimenta formal y casual.

Además, la franela es ideal para la ropa de invierno debido a que es cálida y cómoda. Su textura suave y acogedora la convierte en una tela muy popular en las temporadas de otoño e invierno.

Una excelente alternativa para proteger a los bebés durante los meses más fríos, mientras se logra una vestimenta tierna y linda.

Lana

La lana es una tela muy apreciada en el mercado debido a su alta calidad, equiparable a la del algodón, pero con la ventaja de ser más cálida. Esto la convierte en una opción ideal para la confección de prendas de invierno como abrigos y suéteres.

Además de su capacidad para brindar calor, la lana es también una tela resistente y duradera, lo que la hace una buena elección para prendas que deben soportar el uso diario.

Lino

El lino es una tela con un origen egipcio y de gran valor histórico que se caracteriza por su elegancia y refinamiento, convirtiéndose en una opción premium en el mercado de telas.

Es utilizado principalmente en prendas formales y de etiqueta, lo que lo convierte en la mejor opción para eventos sociales.

A pesar de ser una tela delicada, el lino es bastante duradero si se le da el cuidado adecuado. Gracias a su naturaleza porosa, el lino es una tela transpirable y fresca, lo que lo hace ideal para climas cálidos.

La ropa de bebé hecha de lino puede ser un poco más cara, pero su transpirabilidad y frescura garantiza su mayor confort ante el calor.

Poliéster

El poliéster es un material sintético que se destaca en el mercado de las telas por su gran resistencia, lo que lo hace ideal para mejorar la durabilidad de otros tejidos.

Por lo general, se utiliza en combinación con otros materiales en proporciones menores para agregar resistencia al tejido principal. Por ejemplo, una mezcla de 70% algodón y 30% poliéster.

Si buscas una tela para la confección de ropa infantil a partir de los 6 años, el poliéster es una excelente opción.

A esta edad, los niños comienzan a explorar y necesitan prendas duraderas que resistan el desgaste diario. Además de su resistencia, el poliéster es fácil de cuidar y mantener, lo que lo hace una buena opción para prendas de uso cotidiano.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que al ser una tela sintética, no es la opción más transpirable, por lo que puede no ser adecuada para prendas destinadas a actividades físicas intensas.

Terciopelo

Esta tela es una de las más refinadas y sofisticadas que existen. El terciopelo es un material que se usa con mucha frecuencia en la ropa infantil, especialmente en prendas de niñas como faldas, vestidos, gorros o sombreros.

Es importante destacar que la calidad del terciopelo depende de su composición, ya sea a base de fibras naturales como el algodón o de fibras sintéticas.

Si se trata de la primera opción, se requiere un cuidado más delicado para mantener su suavidad y brillo.

Por otro lado, la variedad sintética es un poco más resistente a los daños, aunque siempre es necesario seguir un cuidado adecuado para mantener su apariencia impecable.

Lo importante es comprar estas telas en tiendas reconocidas y de calidad en el mercado, para garantizar que se elige la mejor alternativa para la ropa de bebé, previniendo cualquier afección en su piel sensible.