Cómo arreglar una cremallera de manera sencilla

Las cremalleras dañadas suelen ser un problema bastante habitual en una gran variedad de prendas, incluyendo pantalones, chaquetas, vestidos e incluso en las mochilas, pero aunque se trata de un inconveniente común, es habitual que en ocasiones no sepamos cómo arreglarlo.

Afortunadamente, existen modos fáciles de hacerlo, por lo que si tienes alguna prenda que presente este problema y te preguntes cómo arreglar una cremallera de manera sencilla, únicamente tienes que tomar un tiempo para leer este artículo y seguir los pasos que te indicaremos a lo largo del mismo.

Formas de arreglar una cremallera con facilidad

Aunque quizás no lo sabias, lo cierto es que hay diversas maneras en las que puedes arreglar una cremallera de forma sencilla, de modo que no te veas en la necesidad de reemplazar completamente la prenda afectada.

Por lo que solo necesitas un poco de esfuerzo para poder arreglar cualquier cremallera rota, atascada o cualquier otro inconveniente que pudiera presentar. Por eso, a continuación te explicamos cómo lograrlo según el problema que presente tu cremallera:

Reparar una cremallera que se abre

Indudablemente, consiste en un problema muy frecuente en las mochilas, al igual que en las chaquetas y pantalones que poseen cremallera; si este es el tipo de inconveniente que deseas arreglar, una forma sencilla de hacerlo será teniendo en cuenta los siguientes pasos:

  • Primero tienes que colocar el “carro”, el cual va con el tirador o deslizador en el tope inferior de la cremallera, o dicho de otro modo, como si la dejaras completamente abierto.
  • Después debes tratar de apretar ligeramente la cremallera, algo que lograrás al reducir un poco el tamaño de su apertura para que la misma logre adaptarse a los carriles.

Ahora bien, teniendo en cuenta que puede ser algo incómodo hacerlo con las manos, podrás utilizar unos alicates para ayudarte.

Sin embargo, es importante que te asegures de no apretar demasiado, ya que de lo contrario solo lograrás cerrar el paso. En este sentido, lo que debes hacer es ajustarlo un poco, luego tendrás que probarlo y en caso de que aún no funcione, realizar nuevamente el proceso.

Evidentemente, esta se encuentra entre las soluciones más rápidas y simples que existen a la hora de arreglar este tipo de inconvenientes, pero si no te funciona a la primera, te recomendamos probarlo un par de veces, ya que con insistencia probablemente funcionará por completo y tendrás la posibilidad de usar de nuevo tus prendas.

Ponerle un tope a la cremallera

Para este método será necesario que emplees un trozo de tela de forma rectangular, de preferencia, del mismo color que la prenda que deseas arreglar o de su cremallera, pero siempre dependerá de tu elección.

En este caso, los pasos a seguir son:

  • Comienza haciendo dos marcas en ambos lados de la tela para después colocar sus bordes hacia el interior, del mismo modo que si fuese una puerta con un par de ventanas o aperturas, a fin de lograr hacer correctamente las marcas, solo necesitas planchar la tela.
  • Después tiene que colocar la cremallera en la tela, en el interior de ambos bordes, para después comenzar a coser.
  • Una vez que termines de coser, únicamente tendrás que asegurarte de cortar los sobrantes. De este modo, al tener una base cosida, tu cremallera ya no podrá pasar los topes de tela.
  • Finalmente, solamente tendrás que pegarla en cualquier prenda o complemento que puedas desear.

Cabe decir que no te damos ningún tipo de medidas para la tela o la cremallera, ya que el tamaño de ambas  dependerá directamente del lugar en el que desees colocarla. Aunque sin importar sus dimensiones, los pasos a seguir siempre serán los mismos.

Volver a colocar un cierre que se salió

En ciertos casos el cierre, igualmente conocido como carro, es decir la parte movible y metálica de la cremallera suele salirse de su lugar, algo que puede ocurrir debido al desgaste, cuando los topes ya han cedido.

En cualquier caso, independientemente de la razón por la que pueda suceder, tienes la opción de arreglar el problema de manera sencilla.

En esta ocasión lo que tienes que hacer será comenzar por sujetar ambos extremos de la cremallera, luego deberás poner el cierre. Esto tienes que empezar haciéndolo al encajar primero un extremo y después el otro.

Ahora bien, la parte complicada de esto será que con solo moverte un poco la cremallera podría desprenderse, por lo que será importante que trates de hacerlo lentamente y con cuidado; ten en cuenta que el truco de este método se encuentra en sujetar correctamente cada parte y tener buen pulso.

Una vez que lo hayas colocado bien, tendrás que realizar una pequeña presión sobre él para poder ir deslizando la cremallera, y aunque puede ser un poco difícil de lograr en el primer intento, lo cierto es que es una solución sencilla que realmente funciona.

Arreglar una cremallera atascada

Para arreglar las cremalleras atascadas con facilidad, solo tienes que usar un poco de jabón o alguna crema hidratante.

cremallera atascada

En este caso deberás humedecer un poco la cremallera aplicándole una pequeña cantidad de crema hidrante o de jabón líquido y agua. Asegúrate de aplicarlo en toda la cremallera, de modo que puedas deshacerte de la suciedad, y lograr que la misma pueda funcionar otra vez.

Como puedes ver, hay muchas maneras de arreglar una cremallera según el problema que presenten, únicamente tienes que poner en práctica el que se ajuste mejor a tu caso.

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.